jueves, 21 de febrero de 2019

Las actas del BCE muestran que otra subida de tipos en 2019 sigue siendo posible

(Bloomberg).Las actas de la reunión de política monetaria del 24 de enero del Banco Central Europeo publicadas hoy revelan que las autoridades todavía creen que podría darse una subida de los tipos de interés en la segunda mitad del año 2019, a pesar de los crecientes riesgos para la economía de la zona euro.
Las actas ilustran lo rápido que ha cambiado la confianza del banco central tras una tanda datos que indican una marcada ralentización observada en Alemania e Italia, dos de las mayores economías del bloque, a finales del año pasado.
El banco anunció que mantenía inalterados todos sus tipos de interés oficiales tras la reunión y el presidente Mario Draghi —que dejará su cargo este año—reiteró posteriormente sus previsiones anteriores dejando abierta la posibilidad de una subida de los tipos después del verano.
Las autoridades han señalado que los riesgos en torno a las previsiones de crecimiento de la zona euro se habían inclinado a la baja "debido a la persistencia de la incertidumbre relacionada con los factores geopolíticos y la amenaza del proteccionismo, vulnerabilidades en los mercados emergentes y la volatilidad de los mercados financieros".
Desde la reunión, las autoridades han adoptado una postura cada vez más prudente ante los acontecimientos en vista de los constantes indicios de debilitamiento económico.
Benoit Coeure, miembro de la junta directiva del BCE, dijo el viernes que las autoridades estaban estudiando la posibilidad de ofrecer nuevos préstamos específicos a largo plazo a los bancos, conocidos como TLTRO, algo que evitará que suban los tipos de interés del euro los próximos dos años.
Los bancos europeos tienen que devolver unos 720.000 millones de euros de los anteriores TLTRO que expiran a mediados de 2020.
Y en una entrevista publicada el domingo por el diario español El País, Francois Villeroy de Galhau, responsable de política monetaria del BCE, señalaba que el plan de acción del banco central dependería de si la actual ralentización es temporal o resulta ser una amenaza a largo plazo.
Indicó que la resiliencia de la demanda interna de Alemania, Francia y España ha mantenido a raya hasta ahora la amenaza de una recesión aunque reconoció los riesgos que supone el proteccionismo en todo el mundo y la incertidumbre en torno a la salida del Reino Unido de la Unión Europea.
La próxima reunión de política del BCE tendrá lugar el 7 de marzo, y se espera que las autoridades renueven sus previsiones de crecimiento e inflación, a la luz de los últimos datos.
En general, las actas han coincidido mayormente con el mensaje de Draghi en su rueda de prensa tras la reunión de política monetaria del 24 de enero, y no se ha observado mucho movimiento en los mercados de deuda y de divisas tras la publicación.

China recortaría tasas interés como última opción para estimular crecimiento: fuentes

(Reuters) - El banco central de China todavía no está dispuesto a bajar sus tasas de interés referenciales para estimular a una economía que se está desacelerando, pese al enfriamiento de la inflación y a un yuan más fuerte, que llevaron al mercado a esperar esa medida, dijeron a Reuters fuentes políticas.
Sin embargo, es probable que el Banco Popular de China (PBOC) baje las tasas basadas en el mercado y recorte más los ratios de reserva de los bancos (RRR) para impulsar el crecimiento del crédito y reducir los costos de endeudamiento de las empresas, según fuentes involucradas en las discusiones.
“No podemos descartar un recorte de tasas (de referencia), pero tenemos que observar indicadores por algunos meses”, dijo uno. “Si observamos la enorme cantidad de nuevos préstamos en enero, no hay razón suficiente para reducir las tasas de referencia”.
Los socios comerciales de China y los principales bancos centrales están cada vez más preocupados por la rapidez con la que la segunda mayor economía del mundo se está desacelerando y gran parte de ese retroceso arrastraría consigo al crecimiento global.
El primer ministro, Li Keqiang, reiteró el miércoles que China no “inundará” la economía con estímulos como los que se dieron previamente. Pero después de una serie de datos débiles, los inversores se preguntan si Pekín debe acelerar o intensificar la ayuda para reducir el riesgo de una desaceleración más grave.
Analistas consultados por Reuters prevén que la tasa de crecimiento oficial de China se enfríe a 6,3 por ciento en 2019, mínimo de 29 años, y algunos creen que los niveles de actividad real ya son mucho más débiles de lo que sugieren las cifras oficiales.
Pero los observadores de China señalan que el PBOC tiene muchas herramientas de política para elegir antes de manejar instrumentos menos demandantes, lo que reduciría los costos de financiamiento en general, pero podría aumentar la deuda.
Se esperan más recortes de RRR en los próximos trimestres tras los cinco del último año. El PBOC también ha estado guiando las tasas del mercado monetario en varias formas, y ofreció una tasa ligeramente mejor en un nuevo programa de préstamos a mediano plazo lanzado en enero.
El PBOC no respondió de inmediato a la solicitud de comentarios de Reuters.

Mal arranque del año para la industria: En enero la caída sería del 8,5%

Mal arranque del 2019 para la industria, según la consultora privada FIEL, actividad tuvo un derrumbe del 8,5% interanual y los rubros más afectados fueron la producción metalmecánica y químicos y plásticos. Por otro lado, el sector terminó el año pasado con una caída del 2,8% en relación al 2017.
Sin embargo, el Índice de Producción Industrial de FIEL destaca que, si se corrigen los factores estacionales, en diciembre la industria cayó 0,7%, mientras que en enero mostró un ligero avance de 0,3%, siempre en relación con el mes anterior.
Las actividades industriales que registraron una mayor caída fueron los despachos de cigarrillos (3,2%), procesos de petróleo (5,9%), la producción de insumos químicos y plásticos (7%) y la metalmecánica (8,7%).
Tres ramas de la industria mostraron una baja inferior al promedio, con la producción automotriz (1%), siguiendo por la de insumos textiles (1,9%) y minerales no metálicos (2,3%).
En enero la caída de actividad en el sector automotriz fue del -32.6% a partir de la realización de paradas de planta. Además, la producción de minerales no metálicos se retrajo 15.7%, la producción de insumos químicos y plásticos 13.9%, y la producción metalmecánica 13.4%.
El cuarto trimestre de 2018 tuvo una caída interanual de la actividad del 6,1%, mientras que en relación al tercer trimestre la actividad ajustada estacionalmente retrocedió 2%.
"En línea con el desempeño sectorial, la clasificación de la actividad industrial según el tipo de bienes muestra un retroceso para todos ellos en 2018. La producción de bienes de capital, especialmente a partir de la caída en la producción de maquinaria agrícola, registró la mayor contracción en el año que alcanzó el 9%", indicó la consultora.
La producción de bienes de consumo durable se redujo 4,9% en el año a partir de la combinación de una menor producción automotriz y de la línea blanca.

Mario Draghi ganó un 1,1% más como presidente del BCE durante 2018

El sueldo de Mario Draghi como presidente del Banco Central Europeo (BCE) aumentó un 1,1% en 2018, hasta los 401.400 euros, una mejora sensiblemente inferior a la subida del 1,8% del año anterior, mientras que Luis de Guindos recibió un salario básico de 200.704 euros por los siete meses que ocupó la vicepresidencia del instituto emisor y su predecesor en el cargo, el portugués Vítor Constancio, cobró 143.360 euros por su labor entre enero y mayo de 2018.
Desde la llegada a la presidencia del BCE de Draghi en 2011, el salario básico del máximo responsable de la política monetaria de la eurozona se ha incrementado un 8,1%, según los datos consultados por Europa Press.
En 2011, cuando Jean Claude Trichet ocupó la presidencia del BCE durante diez meses y Mario Draghi durante los meses de noviembre y diciembre, el salario básico del presidente del BCE fue de 371.148 euros anuales.
Desde el estallido de la crisis financiera en 2007, el presidente del BCE ha visto incrementado su salario en un 16,3%.
La subida del 1,1% del salario de Draghi en 2018 respecto al año anterior refleja en parte los problemas del BCE para alcanzar de manera sostenida su objetivo inflación en la zona euro ligeramente por debajo del 2%, después de que los emolumentos del presidente del BCE aumentasen un 1,8% en 2017, mientras que la subida fue del 1% en 2016, del 1,6% en 2015, del 0,4% en 2014, del 1,1% en 2013 y del 0,8% en 2012.
EL VICEPRESIDENTE DEL BCE GANÓ MÁS DE 344.000 EUROS ANUALES
Por su parte, el vicepresidente del BCE, cargo que ocupa desde el pasado mes de junio el español Luis de Guindos y que entre enero y mayo de 2017 desempeñó el portugués Vitor Constancio, recibió en 2018 un salario base de 344.064 euros, un 1,1% más que en 2017, en línea con la mejora aplicada al sueldo de Draghi y con la del resto de miembros del Comité Ejecutivo del BCE.
En concreto, Luis de Guindos recibió 200.704 euros por su labor como vicepresidente del BCE, cifra sensiblemente superior a los 73.650 euros al año que cobró en 2017 como ministro de Economía, Industria y Competitividad de España, mientras que su predecesor en el cargo recibió 143.360 euros por los cinco meses de 2018 en que ocupó la vicepresidencia de la institución.
Los sueldos del resto de miembros del directorio del BCE que permanecieron todo el año en el cargo (Peter Praet, Benoît Coeuré, Yves Mersch y Sabine Lautenschläger) alcanzaron los 286.704 euros anuales, frente a los 283.488 euros de 2017.
Por su parte, los miembros del BCE empleados en el Consejo del Mecanismo Único de Supervisión (MUS), exceptuando a Sabine Lautenschläger, recibieron en conjunto 793.064 euros en 2018, de los que 286.704 euros correspondieron al salario de su presidenta, Danièle Nouy, que vio mejorado un 1,1% su sueldo básico en relación a 2017. Desde el pasado mes de enero, el italiano Andrea Enria asumió la presidencia del MUS al terminar el mandato de cinco años de Nouy.
El BCE precisó que los ejecutivos de la entidad y los miembros a tiempo completo del Consejo de Supervisión reciben un salario base y otros complementos por residencia y representación. Sin embargo, el presidente de la institución dispone de una residencia oficial propiedad del BCE en lugar de dicha prestación por residencia.
Por su parte, los miembros del Consejo de Supervisión empleados por el BCE que trabajan a tiempo parcial pueden cobrar, además del sueldo base, un salario variable basado en el número de reuniones a las que asisten. En 2017, el importe abonado por este concepto fue de 96.470 euros, un 72% menos que los 343.341 euros de 2016.
"De acuerdo con lo dispuesto en las condiciones de contratación del personal del Banco Central Europeo, los miembros del Comité Ejecutivo y del Consejo de Supervisión tienen derecho a complementos salariales por residencia, hijos y educación, en función de sus circunstancias individuales", explicó el instituto emisor europeo.
En esta línea, añadió que las prestaciones salariales están sujetas a tributación a la Unión Europea y a deducciones por aportaciones al plan de pensiones y a los seguros médico y de accidentes, mientras los complementos salariales no están sujetos a tributación y no computan a efecto de pensiones.
MÁS PERSONAL
En términos generales, el BCE dedicó a gastos de personal, que incluyen salarios, complementos salariales, primas de seguros, indemnizaciones y gastos diversos para los empleados, un importe total de 515 millones de euros, frente a los 535 millones del año anterior, a pesar de que la institución elevó el número de empleados equivalentes a tiempo completo hasta los 3.546 efectivos, frente a los 3.254 de 2017, de lo que 337 ocupaban puestos directivos.
No obstante, la partida destinada al pago de salarios y complementos alcanzó el año pasado los 398 millones de euros, frente a los 350 millones de 2017.
"Los costes de personal descendieron en 2018 debido a una disminución del gastorelacionado con las prestaciones post-empleo, otras prestaciones a largo plazo eindemnizaciones por cese de contrato", explicó el banco central.

miércoles, 20 de febrero de 2019

Funcionarios Fed ven pocos riesgos en enfoque paciente sobre tasas interés: minutas

(Reuters) - Los funcionarios de la Reserva Federal consideraron que pausar las alzas de tasas de interés el mes pasado planteaba pocos riesgos y muchos beneficios, mostraron las minutas de la última reunión del organismo, dándoles tiempo de evaluar los efectos de una desaceleración mundial y los efectos de los incrementos previos sobre el impulso económico en Estados Unidos.
“Muchos participantes sugirieron que no estaba claro todavía qué ajustes al rango objetivo de la tasa de fondos federales podría ser apropiado este año”, según el registro del encuentro del 29 y 30 de enero, divulgado el miércoles.
“Varios de estos participantes argumentaron que los incrementos de tasas serían necesarios sólo si los datos de inflación fueran mayores que los de su panorama base”, agregó el documento.
El banco central estadounidense tomó por sorpresa a los mercados en enero al suspender un ciclo de tres años de aumentos del costo del crédito, diciendo que sería paciente sobre realizar cualquier ajuste a su rango objetivo de tasas a corto plazo, ahora en entre 2,25 por ciento y 2,5 por ciento.
La Fed también señaló que podría desacelerar o finalizar con las reducciones de su hoja de balance de 4 billones de dólares, un proceso que anteriormente había catalogado como que se encontraba en piloto automático.
La sorpresiva decisión se produjo en medio de las crecientes dificultades que enfrenta el crecimiento en Estados Unidos, que incluyen una desaceleración de la economía de China y de Europa y el menguante estímulo de los recortes de impuestos decretados por Washington el año pasado.
No quedó claro por cuánto tiempo la Fed se mantendrá “paciente” respecto a la política monetaria y si la próxima decisión del banco central sería expansiva o restrictiva.
Una serie de autoridades del banco central que hablaron después de que el organismo prometió ser paciente en enero han insistido en que la economía marcha bien.
Pero se han mantenido las dudas, con los operadores de futuros de tasas de interés aumentan las apuestas de que la Fed necesitará bajar el costo del endeudamiento a inicios del próximo año para contrarrestar una desaceleración.

FMI: Lagarde advierte que es probable una rebaja a la perspectiva de crecimiento alemán

En una entrevista con el semanario alemán Die Zeit, la Directora Gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, instó al gobierno alemán a intensificar las inversiones y, al mismo tiempo, advirtió sobre una mayor rebaja a la perspectiva de crecimiento alemana.
Vale la pena señalar que el FMI ya recortó la perspectiva de crecimiento de Alemania del 1.9% al 1.3% para 2019 el mes pasado.
Comentarios destacados:
"El estado alemán podría hacer algunas cosas significativas con más dinero, por ejemplo, invertir en la modernización de la infraestructura pública o ampliar el cuidado de los niños, que serían los proyectos que fortalecen las fuerzas de crecimiento y que Alemania debería abordar".
El FMI "probablemente rebajará aún más su pronóstico de crecimiento para Alemania".
"Los bancos centrales generalmente bajan las tasas de interés en cinco puntos porcentuales para apuntalar la economía en el caso de una recesión inminente, pero ese no es el caso si la tasa de interés es uno, dos o, como en el caso de la zona euro, cero. Eso significa que los gobiernos tienen que hacer más".